divendres, 23 de novembre de 2007


AUTORETRETE

Q "la caga" solo.Q se evacua a si mismo.Ególatra porcelanico q se empeña en emborronar su imagen.Puerta cerrada y tapa abierta al mundo del propio esfinter.
Publicado por Twone Antwone en 15:55:00

Aviso!!!! ESTE POST SE LO HE ROBADO A TWONE

Pero me ha parecido tan genial que creo se le tiene que hacer difusión dsd todos los blogs que se pueda. Recomiendo visitar su "PALABARISMO"http://palabarismo.blogspot.com/

Relato de esta semana


Después de dos semanas si enviar nada, ya me tocaba hacer un pensamiento y ponerme las pilas. Bueno, pues esto es lo que mi mente (casi siempre calenturienta) ha fabricado para el concurso de la ser de esta semana.

No, así es el infierno. -¡¡Pues no quiero salir, jajajajja!! Mientras ella reía, Benjamín intentaba mantener la compostura. Se sentía ciertamente en el infierno, le quemaba por dentro, había roto todos sus juramentos. Pero lo peor era lo agradable que había sido, su piel aun rezumaba pasión, el corazón seguía encabritado, su pene semierecto...Debía calzarse el hábito para oficiar misa de seis. Romper el voto de castidad había sido un infierno celestial. Cerró la puerta y corrió con el misal bajo el brazo.

dissabte, 17 de novembre de 2007

El amor en los tiempos del cólera


" No es sencillo analizar un amor que, a pesar de ser contrariado, se basa desde una de las partes en un juramento de amor y fidelidad lo suficientemente fuerte como para conservarse intacto durante toda una vida. Tal es el caso de Florentino Ariza.
Para Fermina Daza, el amor nació de la simple curiosidad. Florentino no era el tipo de hombre que hubiera escogido, y a pesar de ello, suscitó en ella una curiosidad difícil de resistir; ella nunca imaginó que fuera otra de las tantas celadas del amor. Así terminó pensando en Florentino como nunca se hubiera imaginado que se podía pensar en alguien, presintiéndolo donde no estaba, deseándolo donde no podía estar, despertando de pronto con la sensación física de que él la contemplaba en la oscuridad mientras ella dormía. Ni el uno ni el otro tenían vida para nada distinto de pensar en el otro, para soñar con el otro, para esperar cartas con tanta ansiedad como las contestaban.

Nada en este mundo es más difícil que el amor. "

El título responde a que, según G.Márquez, los síntomas del enamoramiento podían ser confundidos con los síntomas del cólera. Y añado yo, ¿cuántos muertos, creidos por cólera, en realidad murieron de amor?
Este libro hizo que empezara a sentirme orgullosa de mi nombre. Está claro que, cuando nos llamamos de una manera u otra, siempre buscamos alguien a quien que se llame igual con quien identificarnos. No es que me vea reflejada especialmente en Fermina Daza, pero el hecho de que García Márquez buscara ese nombre y no otro, ya es importante para mi. Aunque ese párrafo que he puesto, que define a Fermina, podría estar hablando perfectamente de mi, otra Fermina.
Recomiendo lectura del libro completo, y más ahora que, a los poco aficionados a la lectura, se les brinda la oportunidad de poder ver la película. Para mi, el transfodo de la trama es un reto de la paciencia, de los sentimientos. De como minimizamos los malos recuerdos y agrandamos los buenos, casi siempre de manera inconsciente, nuestro cerebro está preparado para eso.
Una vez leí que tener mal de amores, era estar enamorada con despecho. Me gusta como suena eso de "despecho", le da un aire trágico.
Querer a alguien más allá del tiempo...Me ha hecho pensar en una frase de Drácula, "He cruzado oceanos de tiempo hasta encontrarte". A veces no sabes pq, pero esperas, no sabes a ciencia cierta que es lo que en realidad esperas, pero dejas un rinconcito en el corazón para la melancolía que la espera produce. En verdad hay sentimientos que es mejor que se queden en lo platónico, y recordarlos así, ideales, inacabados, pq eso es lo que los hace perfectos.

dimecres, 14 de novembre de 2007

Más difícil de lo que parece



"Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo."


Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.