divendres, 23 de novembre de 2007

Relato de esta semana


Después de dos semanas si enviar nada, ya me tocaba hacer un pensamiento y ponerme las pilas. Bueno, pues esto es lo que mi mente (casi siempre calenturienta) ha fabricado para el concurso de la ser de esta semana.

No, así es el infierno. -¡¡Pues no quiero salir, jajajajja!! Mientras ella reía, Benjamín intentaba mantener la compostura. Se sentía ciertamente en el infierno, le quemaba por dentro, había roto todos sus juramentos. Pero lo peor era lo agradable que había sido, su piel aun rezumaba pasión, el corazón seguía encabritado, su pene semierecto...Debía calzarse el hábito para oficiar misa de seis. Romper el voto de castidad había sido un infierno celestial. Cerró la puerta y corrió con el misal bajo el brazo.

8 comentaris:

Despistado ha dit...

Vienen al pelo de tu relato las palabras de Jorge Debravo que transcribo: "El hombre no ha nacido para tener las manos amarradas al poste de los rezos. Dios no quiere rodillas humilladas en los templos sino piernas de fuego galopando, manos acariciando las entrañas del hierro, mentes pariendo brasas, labios haciendo besos".

Muriel ha dit...

Es precioso!! Gracias por el comentario y por la reseña, ahí estoy ya googleando.

Twone Antwone ha dit...

pero correrse? tambien con el misal debajolbrazo?

dealerxx ha dit...

¡Pedazo de relato!, el que has bordado esta semana. Con gracia, inteligencia y mensaje subliminal con suavidad. Lástima de palurdos del jurado de le escuela de escritores y la Ser que no sabrán apreciarlo. :)

És igual... a seguir així.
Cel.lebro que t'agradés el de les "Averies", el teu que describia "un joc" a la cuina (pq crec que era teu oi?), em va resultar el més excitant de tot el concurs. Déu n'hi do com les teves paraules saben crear sensacions.
Salut!

neralo ha dit...

muriel, sigue así que seguro que algún día lo clavas. Esta vez igual era demasiado irreverente para los mojigatos del jurado (si es que se lo han leído, claro, que estaría por ver). Animo, que esta semana la frase es muy muy corta y muy muy sugerente.

Amenambar ha dit...

Me hubiese gustado escuchar a los de la SER leyendo este relato :P

xavier ha dit...

En el pecado se encuentra la mayor virtud. Entre los límites hay el goze y el máximo placer. Esperar que lo que se muestra no parezca como manifiestamente querido sino solo sugerido. De ahí que el vicio y la virtud sean exactamente lo mismo.

Jorge ha dit...

iras al infierno.
El cura tambien...pero lleva una sonrisa el tio.