dimarts, 4 de setembre de 2007

Cuentos


Hoy casi no puedo escribir. Trabajar tantos días seguidos de noche me desconcentra y desconcierta. Supongo acompaña mi estado anímico, que no es pletórico precisamente hoy, pero que, reitero, no es más que por culpa del cansancio. Hoy he releido un cuento que me envió un buen amigo, "El amor es ciego" de Boris Vian...es delicioso, aconsejo su lectura. Como siempre, sus cuentos hacen pensar. http://www.isabelixir.es/demas/vian.htm He encontrado un enlace con el cuento.

Cansada, sí, cansada.No puedo escribir así, me gusta estar consciente haga lo que haga en la vida, leer, escribir, comer, amar, odiar, cantar...y mi sesera hoy no me permite estarlo. Mejor lo dejo aquí.

4 comentaris:

neralo ha dit...

mira que me gusta poco la fotito esa!!!

xavier ha dit...

No nos deberíamos cansar de escribirnos como lo que nos dice quienes somos. Con todo lo puesto, con nuestro ser a cuestas, con nuestra vida rutinaria. Porqué puede que seamos más eso que tu comentas que las bonitas historias que nos explicamos cuando estamos tranquilos y serenos. Todo lo demás puede que sobre. Si somos sinceros seguramente nos sobra.
Sigamos escribiendo. Un abrazo.

Der Erzengel ha dit...

Siempre es importante escribir... Te encuentres como te encuentres, no dejes de plasmar lo que sientes...

Eso tambiçén es parte de tí... Y quizás la parte más importante...

neralo ha dit...

un poquitín exagerado Voris Bian pero qué bien escribe. No me lo he podido leer todo, pero lo he impreso para leerlo en el tren.